viernes, noviembre 10, 2006

Había una vez... y todavía lo hay.

Por razones no tan claras para mi, pero a la final por desacuerdo entre las partes; editor y los mismísimos jefes, el tema propuesto no fue tomado en cuenta a pesar de haber sido aprobado. Les hablo de un espacio dominguero en el diario en donde se iba a publicar este fotoreportaje, que a la final a sido que resulta ser "un espacio demasiado grande para un pasante"... me comía mierda, pero bueno, aquí hay espacio para todo.. disfruten.
"Un Padre Nuestro y un Ave María, para el alivio y descanso de las almas benditas del Santo Purgatorio, por el amor de Dios". El silencio de media noche en Puéllaro, es interrumpido por estas estrofas que José Enrique Angulo de 72 años, sale a cantarlas 9 días antes del 2 de noviembre; día de los difuntos.

Durante 9 días Don José, como lo llaman en el pueblo, despierta a medianoche para rezar por las almas benditas en un recorrido a pie, por el pueblo de Puéllaro. "Ellas mismo se encargan de despertarme", comenta; refiriéndose a las almitas de las cuales es muy devoto. Lleva ya 35 años en su devoción de animero, que penosamente recuerda haberla empezado, a partir del día en que perdió a su hija Ximena de 11 años por una enfermedad de peritonitis.

Lo trivial y profano quedan atrás en el frío de la madrugada, cuando su fe y devoción ponen a Don José en presencia de Dios, como él asegura estar, para poder comenzar con su recorrido desde la cruz del cementerio, en donde se viste con su larga túnica y gorro blancos; y continuar por todo el pueblo acompañado por su perro Guardián.

Los vecinos no acompañan a Don José en su recorrido, mas él pide que recen juntos por las almitas; y se percata de esto cuando las luces de las casas se van encendiendo mientras él recita sus estrofas en voz alta en la calles del pueblo.

"Siento que una multitud de almitas blancas van detrás mío, llenando la calle con murmullos y rezos" comenta Don José al final de su recorrido, el mismo que asegura repetirlo cada año hasta que "Diosito le de salud y vida", pero eso si: nunca en su recorrido podrá regresar a ver.

Un click en cada imagen para verlas más grandecitas...

©2006 alejoreinoso

4 comentarios:

friandise dijo...

está bacano ;)

Anónimo dijo...

hola alejo!!!!!
super bakan tu pag.....las fotos a lo vestia y la historia super plena sige mostrando las cosas buenas de la vida por el lente d tu kamara
un abrazo
ana ma

Daniel Reinoso dijo...

Impresionante!! Que buen trabajo!! Felicitaciones primo!! En este país hay tantas cosas que son invisibles y sólo se visibilizan a través del trabajo de personas como tú, que nos las muestran!!

David dijo...

Me divertí mucho viendo tu blog, sobre todo porque en muchas cosas se parece al mio, hasta tu guagua y el mio se parecen en el nombre. A lo bestia tu fotos, las de la web también. La Galería del Mercio es una joya. Aprovecha esa experiencia colega. Topamos por ahí. Un abrazo.